La Unión Europea financia en Écija y Osuna el Plan de Soterramiento de Contenedores de Basura

 


El Comisario de Política Regional de la Unión Europea, Michel Barnier, ha anunciado tras la reciente visita al Parlamento Europeo del alcalde de Écija, Julián Álvarez (PA), la aprobación definitiva del Plan de Soterramiento de Contenedores de Residuos Domiciliarios y Selectivos para las ciudades de Écija y Osuna.

El proyecto consiste en el soterramiento de distintas unidades de contenedores de residuos urbanos, basura domiciliaria, papel y vidrio, utilizando las tecnologías y los sistemas punteros en el campo de la manipulación y la gestión de los residuos sólidos urbanos.

Para el alcalde astigitano, Julián Álvarez, la aprobación de este proyecto supone “un paso más en la modernización de la ciudad”, porque, según dijo, “las ciudades andaluzas, sobretodo las de interés turístico como la nuestra, deben aprovechar la tecnología para seguir prestando los mismos servicios mejorados, aunque mejorados, y a su vez eliminar el impacto ambiental y visual que suponen los contenedores de basura tradicionales, principalmente en el casco histórico”.

El proyecto contará con una inversión total de 2.758.097 euros (458.908.800 pesetas), de los que 1.874.240 euros (311.847.297 pesetas) se invertirán en la colocación en Écija de 170 contenedores soterrados de residuos y el acondicionamiento de 4 camiones especiales para su recogida y 883.857 euros (147.061.503 pesetas) para la instalación en Osuna de 76 contenedores de residuos soterrados y la adecuación de 3 camiones para su vaciado.

El plazo de ejecución las obras, que en las dos localidades sevillanas comenzarán en breve, será de unos 10 meses Las obras ya han sido adjudicadas a la empresa especialista OHL.

De los 170 contendores soterrados que se instalarán en Écija, 102 serán para residuos sólidos urbanos con capacidad cada uno de 1.100 litros y 68 de papel vidrio con una capacidad para 3.200 litros. En Osuna de 76 contendores soterrados que se instalarán, 46 serán para RSU y 30 para vidrio y papel.

El proyecto consta de la realización de dos fosos donde se soterrarán los distintos contendores, uno para un contendor de papel vidrio y otros para dos contenedores de RSU. Este último foso ofrecerá en un futuro la posibilidad, debido a los avances tecnológicos, de destinar uno a productos orgánicos y otro a inertes.

Los fosos quedarán tapados por una tapa metálica con bisagras. El foso para papel-vidrio se elevará por la acción del camión recolector, mientras que los contenedores de RSU lo harán mediante un sistema hidráulico por electricidad o incluso con posibilidades de hacerlo por energía solar.

Ambos fosos contarán con una toma de agua para facilitar la limpieza y en su superficie tendrán una trampilla o buzones elevados por donde se depositarán los residuos.

Con la aprobación de este proyecto por la Comisión Europea las ciudades de Écija y Osuna se sitúan como pioneras en la provincia de Sevilla en este tipo de servicio.

Información: Prensa Écija